Un ejemplo de la función de recuerdo de la cámara Looxcie
avatar

En la última entrada reflexionamos acerca de la presencia de la cámara en trabajo de campo. Desde ese entonces hemos seguido probando el efecto de la cámara Looxcie en campo y nuestra impresión inicial se ha asentado: tiene un potencial tremendo para la etnografía, con tal de que se logre que su presencia sea aceptable.

Con todo, la Looxcie no se inventó para los etnógrafos. De hecho, no se ha inventado nada para los etnógrafos, sino que hemos tenido que adaptar y apañárnoslas con lo que se ha inventado para otros propósitos más generalistas, más conocidos o más valorados que los nuestros.

Looxcie fue creada en origen como una cámara sin manos generalista, con un interesante bonus: se la puede poner a grabar en bucle cerrado y, si ha ocurrido algo interesante en los últimos minutos, podemos usar los controles del móvil (iPhone u Android) para seleccionar los segundos o minutos necesarios y generar un clip de video independiente. De esta manera, aunque lo que vamos grabando en bucle se termina machacando por lo que grabas después cuando se ha llenado la capacidad de la cámara (5 ó 10 horas a baja resolución), si has seleccionado un clip de video te lo respeta y mantiene como un archivo independiente.

En otras palabras, puedes conservar lo que te ha llamado la atención y olvidarte de lo que ha ocurrido durante el resto del tiempo. Resulta un apoyo para la memoria que puede llegar a ser decisivo, sobre todo en momentos de exploración en los que hay tanto nuevo que no te da la cabeza para registrarlo todo. Y menos si ya vas camino de los cuarenta y un años y la memoria de pez aumenta inmisericorde.

El otro día me desplazaba hacia el centro de Madrid cuando me topé con algo singular. Dos hombres iban portando unas banderas curiosas, que no conocía. Como vais a ver, tuve menos de un segundo para verles, y obviamente no habría tenido ninguna oportunidad para sacarles una foto. Pero como llevaba la looxcie encendida, esto es lo que pude registrar

 

Concretamente, la imagen de la bandera quedó muy clara, como se puede ver en la captura de un fotograma concreto:

bandera kurda al lado de restaurante idem

Unos kurdos tenían algún tipo de celebración nacional. Jamás habría podido registrar algo así, pero con la Looxcie me bastó con mirar.

Ni que decir tiene que no va a poder estar encendida en todo momento, bien porque juzguemos que no es conveniente, bien porque nos lo pida un informante. Pero este ejemplo muestra una posibilidad inédita en trabajo de campo, cuyas consecuencias aún no estamos en condiciones de evaluar con precisión.

This entry was posted in Tecnología, Uncategorized, Vídeo. Bookmark the permalink.