Lecciones del readerpocaelyps

Fuente: www.puntogeek.com

Imagino que muchos de vosotros estaréis informados del próximo cierre de Google reader. Algunos se lo esperaban, otros no nos lo queríamos creer, a otros les ha pillado por completo de sorpresa y otros, finalmente, siguen sin conocerlo. Vamos a hablar un poco de todos ellos.

En primer lugar, de los que no conocían Google Reader. O, por extensión, los que no conocían RSS. El cierre de Reader ha llegado hasta los telediarios lo que ha permitido dar a conocer este servicio. Nunca es tarde si la dicha es buena, y si no habíais usado hasta ahora un lector de RSS, ésta es vuestra oportunidad. ¿Por qué? Muy sencillo, porque es el medio más eficiente para estar al día de los temas que te interesan. En mi caso, una variedad vergonzantemente amplia: desde tecnologías móviles, pasando por etnografía y netnografía, defensa, historia… trato de mantener separado lo personal de lo profesional, pero con el condimento común del entusiasmo es poco lo que se puede hacer y muchas las tentaciones.

Really Simple Syndication es un formato abierto para acceder a los contenidos de los sites que te interesan y que tienen implementado RSS. Usando un cliente RSS (ya sea en la web o local), te puedes subscribir a las fuentes de noticias que te atraen y ahí empieza la maravilla:

  • Por una parte, no hay que abrir todas las páginas que te gustan. Desde el cliente accedes a todas ellas, y es el cliente quien se encarga de consultar al site e informarte de si han publicado un nuevo artículo. En algunos casos, se pueden leer los contenidos aunque no tengas conexión a Internet, con tal de que te los descargues en un momento dado
  • Por si esto fuera poco, muchos clientes RSS tienen una vista resumida. Te muestran sólo los titulares de los posts de las fuentes a las que estás suscrito. Si es mínimamente moderno, te permite agrupar las fuentes por carpetas, de manera que puedes consultar todas las novedades en etnografía, tecnologías móviles o lo que te interese con un sólo clic. El título del post ya te sirve para decidir si leer o no el post, y a poco que le cojas gusto y práctica podrás consultar cientos de posts al día

No hay sistema comparable al RSS para consultar y estar al día de fuentes de noticias online. Ni por asomo. Yo empleo 20 minutos al principio de la jornada, pausas de 15 minutos cada 3 horas… y vistazos puntuales al móvil cuando estoy en tránsito o tengo un hueco. Algunos me preguntan de dónde saco tiempo para estar al día de tantos temas, y mi respuesta es sencilla: no tengo tele, no leo periódicos y uso intensivamente RSS.

Si queréis probarlo en vuestros PC, sólo tenéis que descargaros un cliente como RSSOWL. Si queréis probarlo online, veamos una lista de alternativas a Reader (que va a cerrar, no lo olvidemos):

Los tres primeros son los más sencillos de probar. En cualquier caso, si os interesa el tema lo suficiente, en tinta-e estoy haciendo pruebas intensivas de mi próximo cliente RSS.

Para los que lo veíais venir: enhorabuena. Visteis lo que los demás no queríamos ver. Ha sido una magnífica lección sobre los peligros de la nube si el proveedor no es suficientemente constante.

Para los míos, los que nos negábamos a verlo, en otro lugar he explicado mi frustración, el “hasta aquí hemos llegao” que decimos en mi pueblo (Madrid). En mi caso, ha sido ya una larga serie de tortas y decepciones: notes, wave, buzz, reader en dos patadas diferentes… si me engañan más de una vez, la culpa es mía. Y ahora nos quieren vender una App para gestionar notas (keep), cuando hace 3 años liquidaron la antigua. Fíate y no corras 🙁

Para los que os ha pillado de sorpresa, no hay mejor lección que la que se aprende a las malas, a tortas. Esto debería haceros repensar vuestra confianza en esa nube tan etérea y que ahora se demuestra que es más vapor de lo que queríamos ver. Por eso, por ejemplo, entre Dropbox y Google Drive no tengo dudas de con cual me quedo.

Y finalmente, para todos: Lo mejor de la noticia es que ahora hay opción para que pequeñas empresas traten de innovar en algo que sigue siendo necesario. Si os dedicáis a la investigación, o queréis hacerlo, no hay sustituto a un lector de RSS. No hay nada comparable. Es LA HERRAMIENTA, aquello que os puede mantener al día sin zumbaros horas cada día. Si ya usabais Reader y queréis una alternativa, o si queréis probar un lector de RSS, os vuelvo a invitar a tinta-e para que sigáis las pruebas que estoy haciendo junto a los lectores y que os ayuden a decidir.

Por supuesto, la manera más cómoda de manteneros al día de tinta-e es añadiendo su fuente RSS a un cliente RSS 🙂

En primer lugar, de los que no conocían Google Reader. O, por extensión, los que no conocían RSS. El cierre de Reader ha llegado hasta los telediarios lo que ha permitido dar a conocer este servicio. Nunca es tarde si la dicha es buena, y si no habíais usado hasta ahora un lector de RSS, ésta es vuestra oportunidad. ¿Por qué? Muy sencillo, porque es el medio más eficiente para estar al día de los temas que te interesan. En mi caso, una variedad vergonzantemente amplia: desde tecnologías móviles, pasando por etnografía y netnografía, defensa, historia… trato de mantener separado lo personal de lo profesional, pero con el condimento común del entusiasmo es poco lo que se puede hacer y muchas las tentaciones.

Really Simple Syndication es un formato abierto para acceder a los contenidos de los sites que te interesan y que tienen implementado RSS. Usando un cliente RSS (ya sea en la web o local), te puedes subscribir a las fuentes de noticias que te atraen y ahí empieza la maravilla:

  • Por una parte, no hay que abrir todas las páginas que te gustan. Desde el cliente accedes a todas ellas, y es el cliente quien se encarga de consultar al site e informarte de si han publicado un nuevo artículo. En algunos casos, se pueden leer los contenidos aunque no tengas conexión a Internet, con tal de que te los descargues en un momento dado
  • Por si esto fuera poco, muchos clientes RSS tienen una vista resumida. Te muestran sólo los titulares de los posts de las fuentes a las que estás suscrito. Si es mínimamente moderno, te permite agrupar las fuentes por carpetas, de manera que puedes consultar todas las novedades en etnografía, tecnologías móviles o lo que te interese con un sólo clic. El título del post ya te sirve para decidir si leer o no el post, y a poco que le cojas gusto y práctica podrás consultar cientos de posts al día

No hay sistema comparable al RSS para consultar y estar al día de fuentes de noticias online. Ni por asomo. Yo empleo 20 minutos al principio de la jornada, pausas de 15 minutos cada 3 horas… y vistazos puntuales al móvil cuando estoy en tránsito o tengo un hueco. Algunos me preguntan de dónde saco tiempo para estar al día de tantos temas, y mi respuesta es sencilla: no tengo tele, no leo periódicos y uso intensivamente RSS.

Si queréis probarlo en vuestros PC, sólo tenéis que descargaros un cliente como RSSOWL. Si queréis probarlo online, veamos una lista de alternativas a Reader (que va a cerrar, no lo olvidemos):

Los tres primeros son los más sencillos de probar. En cualquier caso, si os interesa el tema lo suficiente, en tinta-e estoy haciendo pruebas intensivas de mi próximo cliente RSS. Para los que lo veíais venir: enhorabuena. Visteis lo que los demás no queríamos ver. Ha sido una magnífica lección sobre los peligros de la nube si el proveedor no es suficientemente constante.

Para los míos, los que nos negábamos a verlo, en otro lugar he explicado mi frustración, el “hasta aquí hemos llegao” que decimos en mi pueblo (Madrid). En mi caso, ha sido ya una larga serie de tortas y decepciones: notes, wave, buzz, reader en dos patadas diferentes… si me engañan más de una vez, la culpa es mía. Y ahora nos quieren vender una App para gestionar notas (keep), cuando hace 3 años liquidaron la antigua. Fíate y no corras 🙁

Para los que os ha pillado de sorpresa, no hay mejor lección que la que se aprende a las malas, a tortas. Esto debería haceros repensar vuestra confianza en esa nube tan etérea y que ahora se demuestra que es más vapor de lo que queríamos ver. Por eso, por ejemplo, entre Dropbox y Google Drive no tengo dudas de con cual me quedo.

Y finalmente, para todos: Lo mejor de la noticia es que ahora hay opción para que pequeñas empresas traten de innovar en algo que sigue siendo necesario. Si os dedicáis a la investigación, o queréis hacerlo, no hay sustituto a un lector de RSS. No hay nada comparable. Es LA HERRAMIENTA, aquello que os puede mantener al día sin zumbaros horas cada día. Si ya usabais Reader y queréis una alternativa, o si queréis probar un lector de RSS, os vuelvo a invitar a tinta-e para que sigáis las pruebas que estoy haciendo junto a los lectores y que os ayuden a decidir.

Por supuesto, la manera más cómoda de manteneros al día de tinta-e es añadiendo su fuente RSS a un cliente RSS 🙂

This entry was posted in Tecnología, Uncategorized. Bookmark the permalink.