Subject: Completed: Verification of Death [141208-005397]
avatar

Es la cabecera de un email que acabo de recibir de parte de LinkedIn a raíz de la información que les proporcioné sobre el fallecimiento de mi amigo. Ya os comenté el problema aquí y aquí.

En lo último que nos quedamos fue que, gracias a una usuaria de twitter (Carola Clavo) que había pasado por lo mismo, empleé el medio correcto para denunciar el fallecimiento de un usuario.

Lo que no esperaba es que, en dos días, obtuviera esta respuesta:

Subject: Completed: Verification of Death [141208-005397]

LinkedIn Response (12/08/2014 10:00 CST)
Dear Juan,
Thank you for the information you provided – we have found and disabled the account.
On behalf of LinkedIn, I offer my deepest condolences for your loss.

Regards,

Kenji
LinkedIn Trust & Safety

Member (12/08/2014 10:00 CST)
141205-002707  Completed: Verification of Death

Perfecto. Eficaz. Educado y comprensivo. Entiendo que han empleado los detalles que proporcioné sobre mi amigo para tomar una decisión que no es ninguna broma para ellos, porque si se abusara de este mecanismo se perjudicaría a los usuarios y a la imagen de la compañía.

Esto me reafirma en la imagen que tengo de LinkedIn. Es la única red social plenamente compatible con mi vida laboral, usada con cabeza y moderación. Llamadme viejo si queréis, pero veo mucho más lógico mantenerla actualizada y dedicarle tiempo a ella que a Facebook en el mercado laboral. Y esta muestra de mimo con los usuarios me deja claro que la apuesta es fundada.

Y ya sabéis: si os encontráis en una situación como la que he vivido, en la que una persona importante para vosotros fallece, podéis hacerles llegar la información y, si dicha información es solvente, procederán como corresponde. Eso sí, no busqué si había formulario en español, y si no lo hay debería haberlo por la importancia del tema.

Con moderación, digo. Los grupos de discusión de Linkedin son lo que hacen los usuarios de ellos, y llevo un tiempo pensando aligerar mi participación en ellos. Los grupos netamente profesionales, de mi gremio, me aportan novedades y visión. Sin embargo, los grupos más generalistas generan demasiado ruido en mi buzón de correo, dado que muchos de sus usuarios no entienden el concepto de linkedin como red social de profesionales.

Como dije, redes de medio pelo como netlog siguen tratando de captarme, avisándome de que mi amigo ya forma parte de su red. No he logrado dar con un mecanismo equivalente, pero siendo tan intrusivos no soy optimista respecto a las facilidades que puedan dar para cerrar la cuenta o, al menos, para dejar de mandarme spam en nombre del amigo que ya no está.

Internet es un entorno intensísimamente darwinista para las compañías. La atención de los usuarios, y su fidelidad, son escasos y extremadamente volubles. Si no satisfaces de continuo a los usuarios, o al número de usuarios que necesitas para que cuadren tus números, el número de oportunidades será muy reducido. Lo tengo tan claro que apuesto antes por el futuro de LinkedIn que de Facebook.

Cierro el post, y la serie de posts, con mi respuesta a Linkedin

 

Dear Kenji,
Thank you for your quick and efficient answer and for your understanding. This behaviour and policy of LinkedIn makes me not only a satisfied user, but also makes me believe that LinkedIn is a valuable resource in which I can trust for my professional networking.
Best regards,
Juan L. Chulilla
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Please follow and like us:
Permalink