Pain Points e Idea Catching

Un Pain Point (o punto de dolor) es una operación o proceso repetido que frustra, frena o fastidia en general al usuario. De cara a la generación de nuevas soluciones, la belleza comercial de los Pain Points es que resulta más sencillo que tu cliente pague por dejar atrás una frustración que por una promesa de mejora. Y por supuesto, un producto existente fidelizará más al cliente cuanto más limpie esa geografía del dolor, cuantas más frustraciones o frenos queden atrás.

En estos momentos en los que la competición es más intensa que nunca, la detección a tiempo de un Pain Point puede tener un impacto decisivo en los resultados. Y la etnografía es un recurso fundamental para apoyar esta detección. Escenarios en los que resulta especialmente interesante:

  • Ud. tiene un producto y considera que podría satisfacer aún más necesidades de las actuales.
  • En el lanzamiento de una start-up.
  • En la evaluación de un proyecto para invertir en él.
  • O, simplemente, cuando se está a la busca y captura de un producto que resuelva un problema real existente.

A continuación, mostramos un caso concreto en el que la etnografía ayuda a la detección de Pain Points para convertirlos en una idea monetizable, que pueda ayudar a la captación de nuevos clientes o a la fidelización de los actuales.

(Nota: si no carga, puede visualizarlo aquí)