Compromiso ético

Nuestro punto de partida: las cosas se estudian; de las personas se aprende.

La etnografía obliga a ser completamente consciente de que trabajamos con personas. El combustible del motor etnográfico es la confianza con los informantes, y la continuidad del trabajo exige un respeto hacia ellos sin fisuras.

Nuestros proyectos se llevan a cabo en estricto cumplimiento del código ético de la principal referencia en el campo, la American Anthropological Association, así como el de la Society for Applied Anthropology. Más allá de esto, unimos la calidad de nuestro trabajo a la conexión humana con nuestros informantes, de manera que la referencia ética es, además, completamente práctica y operativa.

Comments are closed.